Ladrillos

Quedan las palabras, cuando no queda nada, cuando los pájaros se van, o cuando llegan a balcones que no son los tuyos, cuando la música se aleja, en un pasacalles, a otra calle, cuando tus manos se vacían de otras manos, cuando te alcanza una flecha que un arquero que se fue, disparó hace tiempo.

Quedan las palabras, como ladrillos con los que construir, con manos ágiles,  otros balcones, otras calles, y levantar un muro donde las flechas no te alcancen.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s