Altos vuelos

Hasta hoy, y salvo las escasas veces que he montado en uno, lo único que me interesaba de los aviones eran los trazados y dibujos que sus huellas blancas dejan en el cielo.

Pero ahora sé, que el avión que está pasando en este momento por encima de Isaba, a las 22.38 h. cuyas luces se ven en el cielo , vuela de Oporto a Génova , es un AIRBUS A-320 y vuela a 36.000 pies y un montón de datos más que no entiendo, pero que están ahí, por si los entendiera. Desde que he descubierto esta página-radar en Internet, llevo dos días con la pantalla del ordenador llena de pequeños aviones y compruebo que el radar funciona bien porque absolutamente todos los que veo por la ventana, tienen su dibujito en la pantalla. A mi hijo le ha encantado esto casi tanto como a mí. Para qué sirve? Para nada, pero es una curiosidad que me ha atrapado.Ayer ,haciendo mi excursión diaria, perdí el camino y decidí que aunque fuera trepando, llegaría a la punta de esa dichosa peña, así que me puse a trepar por las rocas. Estaba allí, sudando por el esfuerzo, cuando oí el ruido de un avión. Miré al cielo. Ví que iba de suroeste a noroeste, y supe, porque ya he visto muchos en la pantalla del radar, que muy probablemente iba a Munich y muy probablemente venía de Lisboa o de Oporto. Me senté sin llegar a la peña y me divertí un largo rato observando los aviones.Me tiene fascinada el tráfico que hay allí arriba. La cantidad de gente que al cabo del día y de la noche pasa por encima de nuestras cabezas, sentados en asientos en unas carcasas de metal a 36.000 pies o a los que sean. Y ahora, que puedo saber de dónde vienen y a dónde van, no puedo evitar imaginar que algunas de esas personas nunca en la vida estarán tan cerca de mí como en ese momento, sobre mi cabeza, y que con otras, quién sabe, a lo mejor en algún momento, a lo largo de la vida, en una calle concurrida, nos rocemos al pasar… Y a cada momento, se me va la vista al cielo, o me asomo a la ventana para ver si el radar funciona bien, y me fascina la coincidencia de lo virtual con lo real. Y me sonrío sola.23.01h. Lisboa-Milán, Airbus A-319, Compañía Easy-Jet…por la ventana… encima de Ardibidepikua. Es de noche. Veo sus luces.

Hasta hoy, y salvo las escasas veces que he montado en uno, lo único que me interesaba de los aviones eran los trazados y dibujos que sus huellas blancas dejan en el cielo.

Pero ahora sé, que el avión que está pasando en este momento por encima de Isaba, a las 22.38 h. cuyas luces se ven en el cielo , vuela de Oporto a Génova , es un AIRBUS A-320 y vuela a 36.000 pies y un montón de datos más que no entiendo, pero que están ahí, por si los entendiera. Desde que he descubierto esta página-radar en Internet, llevo dos días con la pantalla del ordenador llena de pequeños aviones y compruebo que el radar funciona bien porque absolutamente todos los que veo por la ventana, tienen su dibujito en la pantalla. A mi hijo le ha encantado esto casi tanto como a mí. Para qué sirve? Para nada, pero es una curiosidad que me ha atrapado.Ayer ,haciendo mi excursión diaria, perdí el camino y decidí que aunque fuera trepando, llegaría a la punta de esa dichosa peña, así que me puse a trepar por las rocas. Estaba allí, sudando por el esfuerzo, cuando oí el ruido de un avión. Miré al cielo. Ví que iba de suroeste a noroeste, y supe, porque ya he visto muchos en la pantalla del radar, que muy probablemente iba a Munich y muy probablemente venía de Lisboa o de Oporto. Me senté sin llegar a la peña y me divertí un largo rato observando los aviones.Me tiene fascinada el tráfico que hay allí arriba. La cantidad de gente que al cabo del día y de la noche pasa por encima de nuestras cabezas, sentados en asientos en unas carcasas de metal a 36.000 pies o a los que sean. Y ahora, que puedo saber de dónde vienen y a dónde van, no puedo evitar imaginar que algunas de esas personas nunca en la vida estarán tan cerca de mí como en ese momento, sobre mi cabeza, y que con otras, quién sabe, a lo mejor en algún momento, a lo largo de la vida, en una calle concurrida, nos rocemos al pasar… Y a cada momento, se me va la vista al cielo, o me asomo a la ventana para ver si el radar funciona bien, y me fascina la coincidencia de lo virtual con lo real. Y me sonrío sola.23.01h. Lisboa-Milán, Airbus A-319, Compañía Easy-Jet…por la ventana… encima de Ardibidepikua. Es de noche. Veo sus luces.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s